Sanación financiera

|Por Miriam Puente|

En estos tiempos, el cuidado y la sanación se extienden a todo nuestro ser, y eso incluye nuestras finanzas. Hago uso de la sabiduría ancestral de mi abuelita, y mi madre, recordando su inmortal frase cada vez que siento la tentación de gastar un poco más de la cuenta en las engañosas «ofertas» (las HOT SALES de último minuto, y los falsos 2 x1) de objetos innecesarios. Esto es más que suficiente para sanar mi cartera de manera preventiva.

Alimentar el amor propio

Cuando seguimos nuestras rutinas y obligaciones cotidianas se vuelve complicado aprender acerca de formas de cuidar de nosotra(x)s misma(x)s y cultivar nuestro amor propio. Para sanarnos podemos practicar encantamientos que nos ayuden a atraer la armonía dentro de los espacios que habitamos.

Colaboramos con las amiguis brujilees Celia [FB: evelyn.correa.908347] y Sacra [IG: @s_a_c_r_a] y compartimos algunos conocimientos que hemos ido ganando con la experiencia y la sabiduría ancestral, estos son algunos saberes que circulamos para que la sanación continue encontrando el camino a nuestros corazones.

♦Ungimiento de velas♦
Podemos preparar velas para atraer lo que deseamos y alejar las energías negativas. Tomamos una vela con una mano y en la otra nos ponemos unas gotas de nuestro de aceite esencial favorito en dedo indice y pulgar, untamos comenzando con lo dedos en la base de la vela haciendo movimiento hacia arriba para soltar y alejar lo que no deseamos, comenzamos con lo dedos en la punta y hacemos movimientos hacia abajo para atraer las energías positivas.

♦Consagración♦
La consagración nos permite activar el poder curativo en nuestros alimentos y en los amuletos que elegimos para portar con nosotras. Tomamos el objeto con las manos y visualizamos nuestra gratitud hacia la salud que nos aporta y el camino que ha seguido para encontrarnos.

♦Uso limpio de dinero♦
Para direccionar y aprovechar las energías que porta el dinero se recomienda recibir el dinero con la mano derecha, esto nos permite que las energías que viajan en la circulación corriente del dinero continúen y no se mantengan en nosotra(x)s. Al realizar un pago utilizamos la mano izquierda para agradecer que el intercambio que se ha manifestado es producto de nosotra(x)s y no es una casualidad.

♦Agradecer 3 veces♦
Para activar la ley de atracción, es el número del ser integral, las dimensiones del tiempo, los planos del universo. Visualizamos “gracias por lo que soy, gracias por lo que tengo, gracias por lo bueno que ahora fluye hacia mi”.

♦Baño herbal♦
Se recomienda tomar estos baños por la noche, uno por día y completar 1 semana para activar más su poder. Tomas un puñado de cada hierba con 3 dedos y hierves en 2 litros de agua.
○ Romero y albahaca. Para limpiar de energía negativa.
○ Laurel y anís estrella. Laurel para aportar claridad mental, anís para dejar lo negativo en el pasado.
○ Ruda y 4 palitos de canela. Ruda para aportar energía y limpiar tu campo áurico, canela para hacerte un campo protector y atraer lo que deseas.
○ Cáscara de naranja y limón. Para atraer la estabilidad económica, vitalidad y felicidad.
○ Pétalos de 2 rosas y 2 cucharadas de miel. Para endulzar tu aura y emociones, cambia tu vibración para atraer cosas buenas.
○ Sal de grano, azahar y eucalipto. Para alejar los rastros de maldad, permitirte comenzar ciclos nuevos y eliminar la tristeza.
○ Manzanilla y manzana roja partida en 4. Para despertar el sentimiento de prosperidad.

Qué es lo uno sin lo otro

| Por Alo Garcia |

No me encontraba en el camino siguiendo un motivo concreto, solo era un punto moviéndome en el tiempo y el espacio, podía enfrentarme a la llegada de cualquier lugar y cualquier momento, solo era mi persona adaptándose al paisaje. A la distancia atrapa mi vista, reluciente y varado en su propia realidad, sobre una escarpada colina encuentro, ornamentado en el orden de una constelación, esta obra tenía mi mano por todas partes, el resto del llano y vasto paisaje permanece sobrio a su alrededor, le construí un kiosco de rosales y sobre ellos detallados vitrales, un camino de hilos blancos y para aliviar el calor un cielo de estalactitas.

Un día un viento fresco sopló e hizo saltar los cristales contra las estalactitas, el travesaño cayó en mi tímpano y brotó por mi costilla, las estalactitas se mecían y una por una iban reventando, con los tobillos busqué de recovecos que pudieran escoltarme en la salida.

Volví a andar, volví rápidos mis pasos hasta que el paisaje en el que me encontraba no se parecía más y dormí arrullada por los púrpuras de la aurora y el romper de las olas. Por las mañanas como la brisa fría e inmóvil, por las noches respiro los sonidos chirriantes de las aves y los insectos hasta que la luna vuelve brillantes las copas de los árboles. Ya aprendí dónde están cada una de las conchas en la orilla del mar, lo mismo para las estrellas y los colores estacionales del paisaje, los días que noto que una se esfuma lo agrego en el recuento de mis días esperando haber comprendido finalmente los espacios en los que se albergan cada una de mis ilusiones.