Escribo

|Por Nayeli Miranda|

Escribo para sentirme real. Lo que resulta paradójico, ya que las palabras no son más que tiempo pasado, ¿qué tan real es lo que escribo hoy? No lo sé, pero es sincero.

Escribo para hacerme responsable de mí, de otras personas, y no reclamar cosas del pasado a quien no corresponde.

Escribo para comprenderme, para entender a mis pensamientos y emociones, de donde vienen, a que parte de mí corresponden y que cosas se tiene que ir.

Escribo para recordar, para comunicar, dialogar y descubrir las complejidades del mundo.

Escribo porque quiero seguir viviendo, porque quiero sentir desnudamente sin temor a mí, porque quiero al caos y a la paz.

Escribo,

porque quiero ser genuina.

Escribo…

Anuncio publicitario

Operating System Not Found

|Por Melissa Zamudio|

Nunca me había sentido tan vacía hasta que perdí todos mis archivos de mi laptop al dejarla caer por accidente. Ahí guardaba todos mis recuerdos en fotografías, poemas y demás escritos.
Me invadió una tristeza y preocupación horrible al pensar en todos los años de mi vida que guardé en esa computadora con la total confianza de que, con un par de clicks, podría volver a vivir esos momentos que habían quedado plasmados en letras y pixeles.
Me pongo a pensar en los conciertos, salidas familiares, fiestas con amigos y todos esos días especiales en los que preferí conseguir buenas fotos que disfrutarlos plenamente.
Me pongo a pensar también en las horas invertidas en escritos académicos que realmente disfruté hacer y también en los textos pseudo-poéticos que escribía en la madrugada donde plasmaba mis más sinceros sentimientos.
Me da tanto miedo tratar de recordar con mayor profundidad lo que guardaba ahí dentro; me da miedo que con el paso de los años mi mente ya no sea capaz de recordar esos rostros, nombres y sitios que solía frecuentar en mi pasado.
Siento como si un parte de mi vida se hubiera borrado para siempre, técnicamente eso es lo que ocurrió. Lo único que me reconforta es saber que puedo crear nuevos recuerdos y esta vez sólo me preocuparé en vivirlos y guardarlos en mi mente… ¡ah! y también en hacer respaldos más seguido.

Carta a mi mamá por si un día no regreso a casa:

|Por María Isabel|

Mamá ya no llores, no me busques, no te preocupes estoy bien. Lo más probable es que todos te digan que me fui con alguien, que no quise regresar, que me “escape con x persona”, pero no mamá, si no regrese a casa no es porque me escape. 

Sabes que te amo a pesar de las peleas que hemos tenido, los mal entendidos, pero te doy gracias por cada sonrisa que me sacaste cuando más lo necesitaba, por cada abrazo, por cada palabra que me dijiste en el momento adecuado, siempre me diste todo lo que qué pedía y más. Probablemente no sepas que hacer en estos momentos, pero tu solo reza, reza con el corazón para que yo pueda llegar al cielo Dios, yo te estaré cuidando y observando desde allá arriba.

Sé que te duele y sientes mucho coraje e impotencia, pero no te preocupes, mi misión en la vida ya se cumplió y ahora te toca a ti cumplir la tuya. 

Dile a mis hermanos que no se preocupen que yo ya estoy bien, y que los amo con todo mi corazón. 

Si es que estoy sufriendo, mi dolor se lo entrego a Dios, él sabrá qué hacer con él, pero tú, tú no te preocupes, todo estará bien. Necesito que seas fuerte, por mí, mis hermanos, pero principalmente por ti. 

Te amo, nunca lo dudes. 

Tu hija, María Isabel.