Ecos Violeta

[Por Lupita Valadez]

Hoy quiero alzar mi voz

y sucumbir al patriarcado,

aunque mi grito es feroz,

no resuelve este pecado.

Estoy harta de tantas muertas,

de acosos y abusos,

de mis hermanas heridas,

de tantos juicios injustos.

Pido por todas aquellas,

que ahora no tienen voz,

han dejado ya sus huellas,

resultado de algo atroz.

Hermana en ti confío,

hermana, yo si te creo,

son nuestras voces con eco,

son nuestras muestras de auxilio.

Esta ola es violeta,

está teñida de rabia,

mi corazón se acelera

y organiza una marcha.

Al grito de rabia pido justicia,

en marcha de paz pido clemencia,

la figura patriarcal tiene malicia,

la respuesta a la maldad hoy es violeta.

Anuncio publicitario

Templo de lavandas

|Por Tania Escobar|

Un árbol seco
rueda hasta mis recuerdos
donde todas las mañanas
                                 Ella ha muerto.

La tierra llueve de mis ojos
al ver su retrato colgado del pilar
En mis poros se atasca el polvo
            la tristeza me sacude las letras

El purpura escrito me rodea
me crecen pétalos violetas
que a mis venas delinean,
la sangre se marchita pronto
Al barro me regresan las raíces del duelo
        el musgo me arrasa hasta los cabellos

De mi lengua
cae una avalancha de rocas
Esta mañana
                             Ella ha muerto.


Desde un cable cuatro aves
con pétalos en lugar de plumas
me cuidan hasta la última década
De mis restos crece un templo
            Huele a incienso de ancestras.

De mi vientre emerge
una cascada boscosa
Todo lo inunda un río sonoro
			              o
			              r
			              o
			              r
			              o
De mi pecho
un tallo largo crece
                                 ¡Ah! Respiro

Recuerdo que Ella ha muerto
y sigo triste
mas esta vez
                                 las tengo a Ellas
a las flores de lavanda
naciendo de mi pecho.


Instagram: @tania.de.las.flores

Tu mano tibia

[AnaKaren León Guzmán]

De tu mano tibia se despliegan mariposas,

en tu mano tibia reposan los recuerdos,

bajo tu mano tibia encuentro ayuda,

con tu mano tibia me recorres entera.

De tu mano fría despliegas mentiras,

bajo tu mano fría se ocultan secretos,

en tu mano fría resbalan mis lágrimas, 

con tu mano fría sostienes mi vida.

Renuncié a ser musa

|Por Ana Loredo|

Mi rebeldía comenzó el día que, 

Frente al papel en blanco, 

Me atreví a querer ser poeta

.

Cuando leyendo a Bukowski y a Neruda me rehusé

A ser algún día 

Aquella diosa humana idolatrada 

Por la sangre que abultaba la entrepierna del poeta

Ese que necesita inspiración nueva en una cama nueva

Y que cada quince días baja a su diosa del altar 

Para colocar una nueva 

.

Cuando descubrí que la mujer misteriosa, 

Que tanto fascina a los hombres en sus escritos, 

No era más que una mujer normal 

Oculta detrás del velo del silencio y la belleza

Me bajé tambaleante 

Del pedestal donde nos han colocado 

Para tomar la pluma y vaciar

Sobre servilletas, hojas sueltas y cuadernos

Mis palabras

.

Te explico mamá que yo no quiero ser 

La esposa, la novia ni la amante 

Del escritor ni del poeta… 

¡Yo quiero ser compañera!

.

Mi rebeldía comenzó el día 

Que renuncié a ser musa para convertirme en poeta