Invisible

[Por Daniela Aguirre Torres]

No tengo un texto, pero sí una ilustración, que es parte de una serie de ilustraciones en las que trabajé durante la cuarentena total en mi país. Soy artista autodidacta, pero no vivo (económicamente) del arte. El dibujo, la pintura, las ilustraciones, a lo largo de mi vida, me han servido para sobrellevar los tiempos de crisis, tanto personales como sociales. Es un acompañamiento y una catarsis a la vez, donde la corporalidad, las emociones y los significados diversos de ser (de mi ser) mujer han permeado de diferentes maneras, desde la mano, el pincel hasta el papel.

¿Cómo nos queremos reconocer?

|Por Esther del Carmen Rodríguez Boruel|

Cómo mujeres sabemos que, en ocasiones, la vida es generosa y nos regala un ser sintiente que llega en el momento justo, para ayudarnos a superar una situación o problema. Algunas permaneceran con nosotros en cada estación de nuestra vida, otras sólo el tiempo necesario para ayudar a superar. Invariablemente todas serán apoyo, consejeras, oidos, medicina, o luz.
Otras veces la vida nos presenta personas que nos causan dolor: que nos dañan, no sólo en lo físico, sino en nuestra autoestima y reputación; queriendo así destruir el amor a nosotras mismas, y la visión que los demás tienen de nosotras.
Hoy quiero agradecer a ambas: primero, a las que con su ejemplo me hacen
reflexionar para ser mejor ser humano; y en segundo lugar a las que no pueden dar amor ni bondad, por que me hacen más fuerte y me muestran lo que no quiero ser. Ambos tipos de personas nos dejan una enseñanza valiosa.
Y tú, ¿cuál de las dos eliges ser?