Ecos Violeta

[Por Lupita Valadez]

Hoy quiero alzar mi voz

y sucumbir al patriarcado,

aunque mi grito es feroz,

no resuelve este pecado.

Estoy harta de tantas muertas,

de acosos y abusos,

de mis hermanas heridas,

de tantos juicios injustos.

Pido por todas aquellas,

que ahora no tienen voz,

han dejado ya sus huellas,

resultado de algo atroz.

Hermana en ti confío,

hermana, yo si te creo,

son nuestras voces con eco,

son nuestras muestras de auxilio.

Esta ola es violeta,

está teñida de rabia,

mi corazón se acelera

y organiza una marcha.

Al grito de rabia pido justicia,

en marcha de paz pido clemencia,

la figura patriarcal tiene malicia,

la respuesta a la maldad hoy es violeta.

Respirar

|Por Anie García|

 

Cuando la gente pregunte por mi
les diré que
   	he vuelto a respirar.
Un olor suave
y delicado
de sanación y cuidados.
Un cálido aroma
de protección 
y amor,
una esencia curando cada rincón de mi. 

Un día,
abrí las ventanas de mi alma
y dejé que el aire pasara;
       	se impregnó 
el perfume dulce
       	de tu cariño
el fuerte bálsamo 
        	de nuestra armonía 
y la fragancia penetrante 
         	de tu encanto.
Cuando la gente pregunte por mi
les diré que;
   	he respirado un olor.
Y al fin me impregné de él.

El visitante

|Por Anie García|

Noche a noche despertaba...
y aquella silueta
	oscura y masculina
parada en una esquina
                  	observándome.
De madrugada
yo era más frágil,
         	débil,
         	vulnerable.
En la oscuridad 
yo era endeble,
        	triste
        	y solitaria.
Le mostré mi miedo
         	esperanzada,
         	agobiada.
Sería suficiente
         	para dejarme 
                  	dormir
o morir. 

Lo contrario;
huele el miedo,
    	se alimenta
    	y aferra. 

El llega con la noche;
            	se sumerge
en la oscuridad 
y en mi oscuridad. 

Desde la esquina,
       	observa
se alimenta
       	me consume. 

Cada mañana 
      	despierto
más vacía,
     	vulnerable,
Desierta. 

No espero la noche,
no quiero la oscuridad
    	ni a su visitante.

RENACER

|Por Norma Myriam Hernández Rosas|

Desierto con espinas

recorro sólo por ser mujer

Ríos de sangre  corren 

Por mis pies

Flor de asfalto

Transgrediendo 

Irrumpiendo 

Renaciendo una y otra vez

Feminista 

Poeta 

Gritando en las calles

Todo el dolor que se siente callar

Sumisa

El olor a muerte

Estelas de arcoíris cuando

Vamos gritando se nos ve destilar

Somos mujeres 

Diosas

Brujas

Renaciendo una y mil veces mas

Estado de México