Hallándote

|Yessika María Rengifo Castillo|

Te he hallado. ¡Que dulce y amoroso hallazgo!

Una búsqueda incansable en fotografías del ayer,

Las rosas que cuidamos los dos, se han marchitado

Como nuestros días de sol.

Te has ido y mi alma duele

Como las tardes de invierno,

Pensando en tus labios como el suave de tu piel,

Que lacera mi corazón sin ti.

¡Hallándote! ¡Cielo mío!

Y las hojas de los sauces

Se roban nuestra historia

Y entre lágrimas susurro tu nombre

Hallándote se me va

La vida, amor mío.

“Magas”

Celebramos sus letras,
voz a voz,
lectura a lectura.

Recitamos con el corazón
lo que escribieron con el suyo.

Renovamos sus conjuros,
sus hechizos,
sus abracadabras.

Entre lágrimas y risas,
entre melodías y pájaros negros,
compartimos junto a ellas
todos sus tormentos.

Copas de vino,
hojas subrayadas,
ecos de vida,
de miedos,
de esperanzas.

¿Cómo es que estas poetas,
a quienes llaman "malditas",
nos van salvando
tiernamente la vida?


                       © Cristina Márquez