Escribo

|Por Nayeli Miranda|

Escribo para sentirme real. Lo que resulta paradójico, ya que las palabras no son más que tiempo pasado, ¿qué tan real es lo que escribo hoy? No lo sé, pero es sincero.

Escribo para hacerme responsable de mí, de otras personas, y no reclamar cosas del pasado a quien no corresponde.

Escribo para comprenderme, para entender a mis pensamientos y emociones, de donde vienen, a que parte de mí corresponden y que cosas se tiene que ir.

Escribo para recordar, para comunicar, dialogar y descubrir las complejidades del mundo.

Escribo porque quiero seguir viviendo, porque quiero sentir desnudamente sin temor a mí, porque quiero al caos y a la paz.

Escribo,

porque quiero ser genuina.

Escribo…

Miedo

|Por Allison S. Panuco|

Me siento a escribir en mi escritorio y no tolero que la puerta detrás de mí se quedé abierta, tengo temor de que alguien venga y me tomé por la espalda.

No sé qué tanto cumplo con la expectativa que tienen de mí, la verdad es que no soy una persona valiente, todo me importa, pero dejé de expresarme y comencé a reflexionar hacía mis adentros, escucho con más claridad a mi cuerpo y mi corazón palpitante.

Pero

sigo

teniendo

miedo.

Miedo de que la noche me alcance y no haya disfrutado el día.

Miedo de no volver a escuchar la voz de mi padre y que todo lo que le tengo que decir se me quede en la garganta.

Miedo de permanecer sola, de no aceptar ayuda, de caer en tentaciones y viejos vicios.

Miedo de no cumplir esas expectativas, del final definitivo, de la muerte, de cruzar la calle, de no volver a casa, de conformismos y romanticismos baratos.

Miedo se llama este texto y es que eso es todo lo que tengo.

Cuerpxs sinónimxs

| Por Nayeli Miranda |

Justo a un lado de ti.
Eso fue suficiente.

Justo a un lado de ti
determinó el recorrido,
el recorrido multicolores,
multicolores que nos empaparon de destellos intrusos,
intrusos destellos que se infiltraron en nuestros párpados
a cada instante de separar nuestros labios.

Tú, al igual que tus pestañas,
curveadas como las olas,
ondeaste sobre mi cuerpo.
Y tú, ante el público
inauguraste la ruta del río.

Allí estábamos,
columnas de hierro sosteniendo nuestrxs cuerpxs,
elevando nuestras frentes, encontrando nuestros pechos.
Poco sirvieron,
posiblemente,
poco sirvieron
ante el ímpetu
de dos pieles llamándose
cual elegantes trajes danzantes.

Luces, voces, risas, colores.
seis colores de
sinónimxs cuerpxs;
de ligeros entrelazos.
De sinónimxs cuerpxs;

de avenencia ancestral.