Oficial

|Por Ana Chig|

Hay cuerpos de los que nadie sabe,
cuerpos desconocidos,
no identificados,
hay fosas, tumbas, sepulturas,
cuerpos exhumados.
Hay mujeres que ocultan sus heridas,
otras mueren desangradas en la clandestinidad.
Hay mujeres que escarban en la tierra,
buscan cuerpos enterrados por el discurso oficial,
la impunidad oculta rostros que aún tienen nombre,
la muerte cifra sus folios en otra realidad.
Nosotras tenemos otros datos.
Justicia.

Más información: Sí se incrementó la violencia machista en el confinamiento: RNR

Cd.Tijuana 19/05/20

Carta a mi mamá por si un día no regreso a casa:

|Por María Isabel|

Mamá ya no llores, no me busques, no te preocupes estoy bien. Lo más probable es que todos te digan que me fui con alguien, que no quise regresar, que me “escape con x persona”, pero no mamá, si no regrese a casa no es porque me escape. 

Sabes que te amo a pesar de las peleas que hemos tenido, los mal entendidos, pero te doy gracias por cada sonrisa que me sacaste cuando más lo necesitaba, por cada abrazo, por cada palabra que me dijiste en el momento adecuado, siempre me diste todo lo que qué pedía y más. Probablemente no sepas que hacer en estos momentos, pero tu solo reza, reza con el corazón para que yo pueda llegar al cielo Dios, yo te estaré cuidando y observando desde allá arriba.

Sé que te duele y sientes mucho coraje e impotencia, pero no te preocupes, mi misión en la vida ya se cumplió y ahora te toca a ti cumplir la tuya. 

Dile a mis hermanos que no se preocupen que yo ya estoy bien, y que los amo con todo mi corazón. 

Si es que estoy sufriendo, mi dolor se lo entrego a Dios, él sabrá qué hacer con él, pero tú, tú no te preocupes, todo estará bien. Necesito que seas fuerte, por mí, mis hermanos, pero principalmente por ti. 

Te amo, nunca lo dudes. 

Tu hija, María Isabel.